Tema: Contiendas

 

  • Introducción: Una de las cosas que debemos de entender desde un principio es la diferencia entre contender por la fe, la amonestación y las contiendas por obra de la carne y es bien importante explicar detalladamente ya que muchas veces por la falta del conocimiento bíblico no sabemos distinguir o discernir entre uno y el otro. La contienda es algo que muchos creyentes tratan de justificar y se esconden detrás del versículo bíblico que enseña a contender por la Fe, cuando hay una gran diferencia entre defender el fundamento bíblico y la doctrina ( En el Orden Bíblico) a contender carnal mente saciando un deseo de venganza, ira, coraje, en contra de otra persona. En muchas ocasiones manifestamos lo que escondemos en nuestro corazon detras de una apariencia, los talento, los dones, las responsabilidades, etc. Por ejemplo:
    ( Una mujer que crece en un mundo de maltratos emocionales y físicos, de menosprecio, de traiciones y violencia, no es renovada por el Espíritu Santo, ni nace de nuevo siempre va a estar maquinando en la congregación, pensando que le van hacer daño y buscan contender con los demás)

 

** CREEMOS 100% EN CONFRONTAR EL PECADO, AMONESTAR A LOS HERMANOS Y REPRENDERLOS PARA QUE SEAN SANOS EN LA FE, CREEMOS EN CONTENDER POR LA FE. ESTE ESTUDIO HACE REFERENCIA A LAS CONTIENDAS DE PERSONAS CARNALES QUE LES GUSTA ESCONDERSE DETRÁS DE ALGUNOS VERSOS BIBLICOS PARA MANIFESTAR SU MALDAD.  NO TRATE DE JUSTIFICAR SU MAL CONDUCTA DICIENDO QUE EL QUE LO CORRIGE Y CONFRONTA EN UN CONTENCIOSOS**

 

BÍBLICAMENTE VAMOS A MOSTRAR EL PORQUÉ DE LAS CONTIENDAS, QUE LAS PROVOCA Y QUE DICE DIOS EN LA BIBLIA

 

Filipenses 1:1-11 – Cuando leemos detalladamente podemos ver que en los versículos 1 al 2 pablo se dirige a los santos ( que quiere decir a los ya creyentes convertidos) que están juntos a los obispos y diáconos, dirigiendo esta carta directamente a los miembros de la iglesia ( miembros activos) y líderes de la congregación, expresando desde el versículo 3 en adelante que se llenaba de gozo y alegría al ver una iglesia que permanecía en el evangelio que se le enseñó desde un principio y Pablo decía que estaba persuadido (que persuadido significa: convencido) de que Dios terminara la obra en ellos. En los versículos 9 al 11 podemos ver la insistencia de Pablo en oración delante de Dios intercediendo por la iglesia, porque filipenses era una iglesia llena de amor y Pablo oraba para que ese gran amor siguiera creciendo mas y mas entre los hermanos con toda ciencia y conocimiento porque cuando nuestro amor crece en ciencia y conocimiento cada vez que vemos a alguien en necesidad o de cierta manera nos acordamos de la gran obra que Jesucristo hizo en nuestra vida y podemos entender la condición de nuestros hermanos porque nos acordamos de donde Dios nos sacó teniendo siempre presente cuando nosotros estuvimos en una mala condición y Cristo se compadeció de nosotros, porque aprobamos (aceptamos) el amor de Jesucristo en nuestras vidas y permitimos que Él trabajara en nuestros corazones, porque venimos del mundo herido, golpeado, con malicia y malas sospechas y Dios quiere manifestar su amor por medio de los creyentes y muchas veces no aceptamos ese amor por miedo de volver a ser herido o lastimamos así empujando a nuestros hermanos en la Fe, pero cuando aceptamos el amor de Cristo y permitimos que El trabaje podemos ser sinceros e irreprensible echando fuera la contienda y cuando llegue el día de Cristo ( el arrebatamiento de la iglesia) podamos irnos con el Señor y no quedarnos aquí llenos de contienda y amargura de corazón sino que damos frutos de Justicia.

 

Santiago 4:1-2 – En estos versículos podemos ver que el escritor hace en forma de pregunta, pregunta que va directa a nuestra conciencia que nos hace analizar y escudriñar nuestra vida espiritual y conducta para así poder entender qué es lo que sucede y el porqué de las cosas. Es bien importante que el siervo o la sierva de Dios confronte nuestra conducta con la palabra de Dios y nos haga entrar en razón para poder ser libres ya que la liberación viene cuando confesamos y reconocemos que es lo que nos aleja de Dios y nos hace esclavo de esa mal conducta. La biblia enseña que las guerras y pleitos provienen de nuestras pasiones ( pasiones significa: un sentimiento muy fuerte hacia algo) que combaten en nosotros mismos, en nuestra vida pasada crecimos con un carácter de sobrevivencia en el mundo de que el que me la hace me la paga y en muchas ocasiones nos apasionaba el problema y las discusiones, y de nuestro corazón no renovado nacen los pleitos y guerra entre los hermanos porque no hemos aprendido amar a nuestros enemigos, a perdonar el que nos ofende, ni hemos aprendido a sufrir por causa de Jesucristo como Él padeció por nosotros, queremos resolver los problemas conforme al viejo hombre y no como enseña la biblia.

 

Santiago 1:13-15- Estos versículos siguen confirmando de donde es que nace el problema de las contiendas, y que cuando somos tentados no podemos decir que somos tentado por Dios, en muchas ocasiones en vez de reconocer que estamos mal y en vez de presentarle a Dios en oración y en ayuno nuestra mal conducta buscamos siempre la manera de justificar y hasta testificamos que Dios usó a otra persona que te insultara o te hablara malo para probarte cuando la palabra de Dios enseña que Dios no tienta a nadie sino que de nuestra propia concupiscencia ( concupiscencia hace referencia al deseo elevado y desenfrenado que habita en nuestra carne y en este concepto en el corazón) somos atraído y seducido así manifestando lo que hay en nuestro corazón. Es nuestra responsabilidad el conocer y considerar que puede que seamos atacado por el enemigo ya que el diablo utiliza los hombres (ser humano) para así manchar nuestra alma de contiendas y rencillas, pero esta de nosotros el cómo reaccionamos a esos ataques, por lo cual tenemos que mantener una vida de compromiso en la oración, ayuno y lectura de la palabra para poder sobrellevar estos fuertes ataques. La práctica de esta conducta es pecado llevándote a la muerte espiritual.

 

Colosenses 3:5-17 – Estos versos bíblicos hablan de un desprendimiento total a la pasada manera de vivir que está llena de pecado y de conductas desagradable que desobedecen las exigencias de Dios a través de su palabra, y nos enseña a vestir nuestra alma conforme a la imagen de Jesucristo que es quien nos hace madurar y crecer en el pleno conocimiento de su voluntad para así ser y representar a Dios como santos, escogidos de Dios, llenos de los frutos del Espíritu Santo para así poder soportarnos los unos a los otros y perdonarnos los unos a los otros si es que hubiera una queja, problema o situación entre unos y otros. Como creyentes tenemos que entender que no hay una iglesia perfecta y que tampoco nosotros somos perfectos que de la misma manera que deseamos el perdón cuando nosotros ofendimos así debemos perdonar el que nos ofende, pero debe ser un perdón verdadero y no traer cada cierto tiempo al presente la falta, sino que el que perdona lo hace de corazón, recalcando que son marcas que jamás se olvidan pero que no nos afectan en el presente porque fuimos libres al perdonar al ofensor (* NOTA ACLARATORIA cuando digo son marcas que jamás se olvida no utilizando la expresión de venganza que usamos en el mundo cuando decimos: esto jamás se me va a olvidar, sino que no podemos ignorar que hubo un problema sino que Dios nos ayudó a perdonar y que ya eso no afecta nuestra vida. Si usted me ofende pues yo se que me ofendió pero que también se que yo lo perdone ).

Esto ha arropado y a llenado de tinieblas a muchos creyentes y peor que no pueden reconocer su malvado corazón ya que el orgullo y la soberbia ha arropado su vida haciéndolo estar en oscuridad a tal nivel que en muchas ocasiones la contienda los inspira a crear bosquejos de predicación no inspirados por el Espíritu Santo y utilizando el púlpito para saciar ese sentir de ira que los hace sentir bien, utilizando versos bíblicos dirigiéndose directamente a ciertas personas cuando la biblia habla de un orden de cómo tenemos que resolver nuestros problemas, reconociendo que hay áreas que se resuelven en personas de tú a tú pero también reconozco la autoridad pastoral que tiene la responsabilidad de cuidar del redil y que también hay cosas que él tiene que reprender desde el púlpito porque así la biblia lo enseña siempre y cuando no abuse de la autoridad pastoral y sea algo que Dios lo apruebe y no un capricho personal, (1 timoteo 5:19-20) haciendo referencia a los ancianos de la iglesia ( anciano es una persona con madurez y conocimiento en el Señor) que no sean acusados sin tener evidencia y si persisten en pecar se reprendan delantes de todos para que la iglesia tema (Dios lo permite para enseñanza del pueblo no para satisfacción personal) porque se debe guardar el testimonio de la iglesia y líderes de la congregación. EL PASTOR O LÍDER QUE AGA ESTO EN EL ORDEN QUE DEMANDA DIOS NO ES UN CONTENCIOSO SINO QUE ES DILIGENTE Y RESPONSABLE CON LA OBRA DEL SEÑOR.  

 

1 Corintios 1:10-13, 3:1-8 – En estos 2 capitulos cuando leemos y escudriñamos podemos ver un gran problema en esta congregación, de cómo una cosa te lleva a la otra, a veces vemos la contienda de una o ciertas personas pero en realidad no sabemos qué es lo que la provoca. Llegó a los oídos de pablo que en la congregación habían contiendas, esto me enseña que había una iglesia que tenía diferencias de cómo se dirige la congregación, como se predicaba o que ministerio era el digno de ser escuchado y seguir, pero que ninguno de los hermano se preocupó en mantener la armonía entre unos y otros llevando este problema o confusión ante Pablo para que así resolver y explicar lo que pablo le explicó luego que se enteró por la familia de Cloé, tristemente se podía evitar la contienda pero el querer tener voz y voto y querer ser el de la razón llevó a la congregación a tener mal testimonio ( reconociendo que el mal testimonio de una iglesia de personas problemáticas y chismosas aflige al hombre justo que se esfuerza en hacer lo que Dios quiere, siempre se debe de entender que hay un pequeño remanente que no anda en estas contiendas) .

El punto clave de estos 2 capitulos es que cuando Pablo enfrenta a la congregación por esta mal conducta podemos ver que es por la falta de aceptación de cómo o en qué área enfatiza el predicador y por los celos ministeriales, ejemplo: ( En ciertas ocasiones no entendemos que en el cuerpo de Cristo aunque es un solo cuerpo tiene diferentes miembros y cada miembro tiene su propia función y su propia honra, Entonces debemos entender que si un creyente o ministerio Dios le da palabra de Amonestación, Corrección, Revelación Bíblica, Evangelística, o ciertos temas no podemos decir o atacar al cierto creyente o ministerio porque no predica como tu o los temas que tu tocas “ Siempre y cuando no se salga de la biblia, ni sean mensajes carnales para 

justificar un pecado, ” si tú predicas del amor de Dios y yo predico el arrepentimiento y la amonestación no seas piedra de tropiezo). Detrás de todo esto se esconde los celos e inseguridad y provoca contiendas en la congregación.

 

2 Timoteo 2:23-24 : Consejo y prevención de Pablo a Timoteo siendo inspirado por el Espíritu Santo para que para que deseche las cuestiones  ( Desechar significa: Apartarse, rechazar y no considerar preguntas que en este contexto se hacen con intención de cuestionar provocando contiendas) porque el creyente no debe ser contencioso. Bíblicamente creo 100% en contender por la Fe pero no por cuestiones necias e insensatas de personas que lo hacen con la intención de contender de opiniones personales que no tienen que ver nada con la Doctrina bíblica ni afectan la salvación, ya que el maestro, pastor o creyente tiene que tener presente que somo cartas abiertas y hay una gran nube de testigos que nos observa y en la mayoría de los casos se hacen con la intención de ofender a Dios y su palabra delante de los demás y Dios enseña que este tipo de contienda se evite. Hay situaciones que se salen de nuestras manos y no podemos controlar, pero biblicamente Dios no enseña como debemos conducirnos ya que de una contiende se puede convertir en una confusión para otros y hasta desaniman a los débiles en la Fe, por favor de leer: Tito 1:10-16, ( Hay que taparles la boca queriendo decir que como maestro tienes la autoridad y respaldo de Dios para hacer callar a estos en la congregación y reprenderlos duramente con carácter para que sean sanos y no enfermen doctrinalmente a la congregación).

 

Romanos 12:19 – La venganza es algo que es fácil enseñar pero al mismo tiempo le es difícil de vivir para aquel que a sido ofendido y sobre todo avergonzado delante de los demás, muchos reaccionan diferente pero otros desean la venganza. La venganza en el corazón del hombre es algo bien horrible ya que es una maquinación de dia y de noche y una planificación de cómo voy a vengarme, que voy a decir y cuando lo voy hacer. La venganza es algo que no nos corresponde a nosotros ya que somos influenciados por nuestra carnalidad y sobre todo por satanas que nos incita a pecar y nos hace responder o actuar de la manera incorrecta, el enemigo aprovecha las situaciones para que por medio de nuestro coraje nos venguemos y así ofendamos a Dios. Si usted es ofendido, avergonzado o hasta humillado mejor oren porque el Dios todopoderoso se encargará de hacer justicia 

1 Corintios 6:1, 5-9 – En estos versículos podemos ver que Pablo enseña y confronta en forma de pregunta a esta congregación diciéndole: Osa alguno de vosotros ( osar significa: atreverse hacer algo ) cuando tienen algún problema o situación delante de los injustos pero no van delante de los santos a resolver o lidiar con las indiferencia cuando el mejor consejo es el bíblico, cuando un injusto se inclina conforme a las experiencias, al sentimentalismo carnal con sabiduría terrenal y diabólica que no va conforme a la voluntad de Dios. Pablo los reprendió para su vergüenza porque este pueblo era un pueblo problemático y contencioso y ya era una costumbre el discutir y pleitear delante de los incrédulos, de la misma manera que los creyentes inmaduros, con falta de identidad en Dios y sin carácter discuten sus problemas en las redes sociales, familiares, y delantes de los demás y no tienen la moral ni la valentía de resolver sus diferencias o problemas en el orden bíblico y de la manera que Dios demanda sino que ya es una necesidad en ellos el tocar trompeta y salir corriendo a contarle sus indiferencia delante de los incrédulos. Hay un orden bíblico de cómo Dios quiere que se hagan las cosas y tenemos que entender que a nuestros alrededores hay personas inconversas que ven el mal testimonio e inmadurez del pueblo cuando tenemos esta mal conducta y en el versículo 9 la biblia enseña que los injustos no heredarán el reino de los cielos. La persona contenciosa no tiene parte en el reino de los cielos y lamentablemente el que esté en esta conducta le dará cuentas a Dios

Leave a Comment

Your email address will not be published.

error: Content is protected !!